Email: glgestudio@gmail.com
agosto 4, 2019

Alguna de las conductas indebidas de carácter grave, debidamente comprobadas, que a continuación se señalan:

  1.  Conductas de acoso laboral

En relación al acoso laboral, éste debe entenderse como: «Proceso conformado por un conjunto de acciones u omisiones , en el ámbito de las relaciones laborales públicas y privadas, en virtud de las cuales uno o más sujetos acosadores crean un ambiente laboral hostil e intimidatorio respecto de uno o más acosados, afectando gravemente su dignidad personal y dañando la salud del o los afectados con miras a lograr distintos fines persecutorios». (Gamonal/Prado)

Se acoge la demanda de tutela de derechos fundamentales por acoso laboral y vulneración a la integridad síquica del actor. Esto, dado que se dan todos los elementos constitutivos del acoso laboral, esto es, la existencia de un proceso prolongado en el tiempo, en que dos sujetos, realizan actuaciones que crearon un ambiente laboral hostil al denunciante, afectando su dignidad personal y su salud, y su estabilidad en el empleo. En efecto, se puede observar que el demandante sufrió durante el ejercicio de sus funciones, una afectación sicológica que se produjo durante el periodo en que fue sancionando. Esta sanción, fue producto de un proceso que la superioridad jerárquica de la propia institución demandada consideró injusto, por falta de posibilidades de participación en dicho proceso por parte del denunciante. Pese a ello, los jefes directos del denunciante insistieron en la afectación de la estabilidad en el empleo del denunciante, calificándolo en una lista en la que nunca antes había estado, colocándolo en el grupo de más bajas calificaciones, y sólo teniendo como fuente: un proceso sancionatorio nulo y el hecho de que el actor haya tenido licencias médicas. Este hecho debe ser considerado agraviante y afecta no sólo la garantía a la integridad física invocada además del mobbing, sino de la no discriminación, del debido proceso, de la estabilidad en el empleo, entre otros. Se trata de un acto pluriofensivo. Un proceso que se ha fundado en hechos vulneratorios de derechos, no puede sino ser calificado de injusto y debe ser corregido por la vía de la tutela.

Tratándose el acoso laboral de un ilícito laboral, cuyos indicios no pueden ser sometido a un juicio de proporcionalidad, no procede hacer análisis de la racionalidad o proporcionalidad de las medidas adoptadas. Además, siendo la afectación de la integridad física y sicológica del demandante, consecuencia, según se ha razonado, de esta afectación, tampoco se aplicará dicha ponderación e relación a esta garantía.